Apartaderos

De La Venciclopedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
San Isidro de Apartaderos

San Isidro de Apartaderos es un pueblo en el Municipio Autónomo Rancel del estado Mérida, ubicado en el kilómetro 58 de la Carretera Trasandina a 3.342 metros sobre el nivel del mar. Geográficamente se encuentra entre las cumbres de la Sierra Nevada y la Sierra de Santo Domingo.

Su nombre esta relacionado con la confluencia de tres importantes vías de comunicación hacia Mérida, Barinas y Valera. Apartaderos marca el final de la Ruta del Páramo, estrecho de carretera que la une con la ciudad de Mérida. Usualmente se le llama simplemente Apartaderos.

Características

Apartaderos cuenta con una temperatura media anual de 6º C, y durante casi todo el camino entre el pueblo y Mérida, se transita al lado del río Chama.

Su arquitectura es mayormente colonial, aunque edificaciones modernas y chalets estilo europeo se encuentran por toda su geografía. La economía esta basada primordialmente en la agricultura (trigo, hortalizas y legumbres).Sin embargo, el turismo es una fuente de trabajo importante, en vista de las variadas atracciones que se encuentran en sus cercanías.

Turismo

En Apartaderos existen varias atracciones turisticas. Entre ellas la Casa de la Primera Misa; la Iglesia de San Isidro; Pico el Águila; la Casa de Los Cien Techos; el Molino de Piedra; la Laguna de Mucubají; la Laguna Negra; el Camino Real de Los Españoles y el museo a la Loca Luz Caraballo.

La Iglesia de San Isidro es una pequeña y modesta capilla típica de los templos de pueblo, en la que se centra el fervor religioso del lugar. En Pico el Águila se erigió una estatua dedicada al Libertador Simón Bolívar, para conmemorar la Campaña Admirable.

Cerca se encuentra la Laguna de Mucubají, la más grande del Estado Mérida. Se ubica en el kilómetro 63 de la Carretera Trasandina en la vía hacia Santo Domingo a 3.500 metros sobre el nivel del mar. Desde Mucubají se puede visitar la Laguna Negra.

Cerca también está el Monumento de la Loca Luz Caraballo, una estatua que muestra a una mujer apuntando su mano hacia el cielo. Se hizo para honrar a la Loca Luz Caraballo, una madre que según cuenta una leyenda perdió la razón luego de que paulatinamente vio partir por diferentes razones a sus cinco hijos. Personaje inmortalizado por Andrés Eloy Blanco en el poema del mismo nombre, convirtiéndolo en un icono de la región andina y de la literatura venezolana.


Trozos de este poema dicen:

«De Chachopo a Apartaderos,

caminas Luz Caraballo,

con corderitos de Enero,

con violeticas de Mayo»


«Tu hija está en su serrallo,

dos hijos se te murieron,

los otros dos se te fueron

detrás de un hombre a caballo.»


Se cree que estos dos hijos se unieron al ejército de Simón Bolívar cuando pasó por este sitio en su Campaña Admirable, siguiendo la ruta del Camino real de los Españoles rumbo a Carabobo para la batalla que daría la independencia a Venezuela.

Muy cerca del monumento, en el kilómetro 60 de la Carretera Trasandina, existe un museo llamado Museo-Antigüedades La Loca Luz Caraballo. Allí se exhibe una serie de objetos que pertenecieron a dicha mujer, junto con arte indígena y colonial. Se puede comprar antigüedades y delicias de la gastronomía andina.

Véase también