Rafael Hernández León

De La Venciclopedia

Rafael Hernández León nació en Cagua el 08 de noviembre de 1856. Hijo de Manuel Francisco Hernández Muñoz y Elena León Ojeda de Hernández. A los pocos meses de nacido, muere su padre y queda al cuidado de su tío, Pbro. Juan Ramón Hernández Muñoz. En 1870, recibe clases de música en el Seminario de Caracas, adquiere una solida cultura musical y destaca por su prodigiosa voz de barítono. Posteriormente, es nombrado Maestro de Capilla de las Iglesias: San José de Cagua y San Luis Rey de Villa de Cura. Contrajo matrimonio con la señorita María Enriqueta Pérez Guanches, de esta unión nacieron seis hijos: Manuel Francisco, una niña que muere al nacer, Enrique, Rafael, Jesús María y Víctor Ángel, todos fueron educados musicalmente por él. Se dedica a la enseñanza, a la música. Explora el campo de la inventiva y construye un órgano para la Iglesia Parroquial del Tinaco, el día de la inauguración el Sr. Ángel Garrido destacó su inteligencia obrera al servicio del gran edificio de la civilización. Su vocación para enseñar lo motivó a escribir dos obras: “La lectura silábica”, adelantándose por años en nuevos métodos para la enseñanza de la lectura. Su segunda obra la denominó Aritmética Elemental. En 1901 fue nombrado Director de la Escuela Federal Nº 25 de Cagua. Fue un destacado compositor musical cultivando el género clásico y popular. Entre sus obras se encuentran: Libera me, Domine. Misa de Réquiem, Misa Fúnebre “A mi Madre”, Misa al Espíritu Santo, Himno al Dios de los Tiempos, Ave María, Moteto a la Virgen, Tantum Ergo Nº 5,6 y 7. Las marchas Jerusalem, La Crucifixión de Jesús, Corona de Inmortales, El Calvario, El Huerto de los Olivos, Jesús en el Pretorio, Gethsemani, Gratitud, La Samaritana, Crucifixión, María Magdalena, María al Pie de la Cruz, Miserere (dedicado a su hijo Víctor Ángel), Era muy afecto a los Vals y compuso: Diamantes Negros, Así es Marina, Pensamiento, Crepuscular. Sentía profunda admiración por el Gran Mariscal de Ayacucho, y en su memoria escribió la Obertura “Ayacucho” interpretada por el Prof. Pedro Elías Gutiérrez el 09 de diciembre de 1924 con motivo del Centenario de la Batalla de Ayacucho. También compuso “Aves de Berruecos” Fuegos Fatuos. A raíz del triunfo de la Revolución Legalista es nombrado Secretario de la Jefatura Civil y Militar de la zona de Maracay. El gobierno del General Cipriano Castro le otorga el Diploma de Instrucción Pública. En 1913 aceptó la denominación de Concejal del Distrito Mariño en representación del Municipio Cagua. En el ejercicio del cargo elaboró un plano de lineamiento perfecto de la Plaza de Cagua. El entonces Presidente del estado Aragua, decretó su construcción y el nombre asignado fue el del más generoso de los Libertadores “Sucre”. Él en persona sembró los chaguaramos que por muchos años adornaron los jardines de la plaza. Fundó en Cagua una Botica que denomino Independencia en la cual se expendía medicinas a precios populares. A la par dirigió un órgano informativo que llamó “La mano del Mortero” a través de este periódico logro la cooperación de muchos coterráneos para fundar una escuela gratuita de adultos que denominaron Independencia. El 02 de junio de 1928, muere acompañado de su esposa e hijos. Su nombre es epónimo de diversas instituciones educativas. El epitafio en su tumba resume su vida en pocas palabras: Su estructura humana: Polvo Su obra cultural: Luz Que en espíritu va a Dios.


Referencias: González Carias, L (1971). Sinopsis de la obra musical “Ayacucho” del ilustre compositor venezolano don Rafael Hernández León. Ejecutivo del Estado Aragua. Banda Oficial de Concierto. Maracay: Impresión Artistas Gráficos. Pacheco, A. (1971). Rafael Hernández León. Ejecutivo del Estado Aragua. Banda Oficial de Concierto. Maracay: Impresión Artistas Gráficos. Padrón, A.(1972). Aragua para siempre. Breves relatos de sus pueblos. Biblioteca de autores aragüeños. Maracay: Ediciones del Ejecutivo del Estado Aragua. (p.270)