Píritu

De La Venciclopedia

Píritu es la capital del municipio Píritu, estado Anzoátegui. El nombre es de origen cumanagoto que significa palma pequeña o quebrada donde se da la palma y era el nombre de los indigenas que ocupaban la región al inicio de la conquista. Ocupa una depresión algo apartada del mar en la poco desarrollada sierra del litoral. Se encuentra a unos 120 m de altitud. La temperatura media es de 26,5 °C y las precipitaciones medias anuales se reducen a unos 700 mm.

Historia

Hacia 1532 se le conocía como Provincia de Píritu y en 1568 Diego Fernández de Serpa propuso la fundación de una ciudad con un puerto para poder conquistar la tierra y dar principio a su gobernación de la Nueva Barcelona. Esta ciudad se llamó Santiago de los Caballeros, cuyos distritos serían las provincias de Píritu, Chacopatas y Cumanagotos, entre los ríos Neverí y Unare.

La fundación se llevó a cabo en el morro de El Salado; hecho esto, marchó tierra adentro visitando el pueblo indígena de Píritu y su cacique Cavare, o Cavallo, aliado de los españoles que hablaba castellano. Cuando en mayo de 1570 los chacopatas atacaron y asediaron Santiago durante 14 días, este cacique ayudó y puso a salvo con sus piraguas a las mujeres, niños e inválidos llevándolos a Cumaná y Margarita.

Después de estos sucesos, la Real Audiencia de Santo Domingo decretó que los indios píritus nunca fuesen encomendados. Cavare y su mujer se bautizaron con los nombres de Juan y Ana. En la capitulación de Francisco de Vides el 23 de marzo de 1592, se le ordenaba fundar un pueblo por lo menos de 80 vecinos en el puerto de Píritu, como vía de penetración para el descubrimiento de El Dorado. En 1594, se acusaba a Vides de no haber cumplido con esto. No sería hasta 1650, o 1651, cuando los misioneros capuchinos aragoneses fundaron el pueblo de indios de Concepción de Píritu, o Píritu Viejo, atendido por fray Francisco de Pamplona y abandonado en 1652. Tenía entonces 50 casas.

En 1656 llegó allí la misión de los franciscanos observantes encabezada por fray Juan de Mendoza, refundando el pueblo como Nuestra Señora de la Concepción de Píritu, los padres Lorenzo de Magallón y Antonio de Monegrillos. En 1750 desembarcó allí Juan Francisco de León durante su insurrección contra las autoridades y la Compañía Guipuzcoana.

Fray Íñigo Abbad visitó Piritú en 1773y dijo que tenía 468 familias, 1497 habitantes y un cuerpo armado de custodia permanente que defendieron la costa de los holandeses cuando se apoderaron de la salina de Unare entre otros ataques. Se daba abundante la pesca, tenían ganado vacuno y mular y una hacienda de cacao en Cúpira. Su iglesia era la mayor de las misiones del obispado.

Diez años después, según Luis de Chávez y Mendoza, tenía 1411 habitantes y más 215 indios fugitivos. Se sembraba un poco de añil pero la tierra era buena para algodón y tabaco. Chávez hizo entrega al alcalde y justicia mayor de una máquina o torno de hilar algodón y de un telar, costeado personalmente por él, entrenando a uno de los naturales para tejer según un nuevo método y encargando que se llevase al pueblo un maestro tejedor desde Clarines. En 1775, los indios celebraban las fiestas de la misión con corridas de toros.

Durante la Guerra de la Independencia hubo encuentros en Píritu en 1816 y fue ocupada por los patriotas Hilario Torrealba y Braulio Fernández en 1821. Durante la Guerra Federal se dio allí un combate el 20 de octubre de 1859. Fue ocupada por los federalistas en 1861, tomada por las fuerzas del Gobierno, y recuperada el 6 de enero de 1862 por las tropas al mando de Matías Alfaro.

Nacieron en Piritú los militares Lino Marrero, Matías Alfaro, el procer civil Fernando Peñalver y el poeta, periodista y militar Tomás Ignacio Potentini. Vivió allí y tuvo una pulpería el futuro comandante realista Francisco Tomás Morales.

La economía de Piritú es agropecuaria y de poco desarrollo. Son conocidos sus muebles artesanales, especialmente las sillas. La iglesia colonial de Nuestra Señora de la Concepción fue construida en el siglo XVIII y restaurada en 1953-1954. Otros sitios de interés son la plaza Bolívar, los balnearios de la bahía de Píritu y las lagunas Píritu y Unare y las isletas, donde puede practicarse el buceo y la pesca submarina.

En mayo se celebran las fiestas de Nuestra Señora de los Desamparados. Se comunica con Puerto Píritu (6 km) y con Clarines (16 km). Dependen de ella las parroquias Píritu y San Francisco.

En 1950 el municipio censó 1099 habitantes, 2479 en 1971, 8123 en 1981 y 5879 en 1990.

Fuentes

  • Castro, Alvaro García. Píritu. Diccionario de Historia de Venezuela. 2da. edición. Caracas: Fundación Empresas Polar. Venezuela. 1997. OCLC: 633796151. ISBN: 980-6397-37-I