Juan Hurtado Manrique

De La Venciclopedia

Caracas 23.1.1837 — Caracas 17.7.1896

Arquitecto. Hijo de Nepomuceno Hurtado y de Soledad Manrique. Después de completar sus estudios en la Universidad Central de Venezuela, se dedica a realizar canalizaciones hidráulicas y a instalar ingenios de azúcar. Participa en los combates de la Guerra Federal (1859-1863), obteniendo el grado de general. Probablemente permanece algunos años en Europa, antes de iniciar sus actividades como arquitecto al servicio del gobierno de Antonio Guzmán Blanco, a partir de 1870. Entre 1873 y 1875 proyecta y construye la nueva fachada norte de la Universidad y -a continuación- el edificio del Museo Nacional, ambas partes en estilo neogótico, creando un importante conjunto urbanístico en el centro de Caracas, que complementa el bulevar delimitado, en el lado opuesto, por el Palacio Legislativo. En 1883, el Museo será ampliado como sede de la exposición del centenario del nacimiento del Libertador; para ello, Hurtado Manrique había proyectado un palacio de exposición en la parte norte de la ciudad, sin lograr construirlo. En 1876 hace modificaciones al Palacio de Gobierno (Casa Amarilla) y diseña el Templo Masónico, una obra neobarroca. Inicia a la vez el proyecto del templo de Santa Ana y Santa Teresa, llamado también San Felipe Neri, por estar ubicado parcialmente en el lugar que ocupaba aquel oratorio colonial. Esta es la más grande y mejor diseñada de las iglesias decimonónicas en Venezuela, distinguiéndose por sus 2 fachadas neoclásicas y la volumetría acentuada con numerosas cúpulas; interrumpida su construcción durante algunos años, Santa Teresa se inaugura definitivamente en 1881. Entre 1880 y 1883, dirige la construcción de algunos puentes de mampostería sobre las quebradas Catuche y Caroata, proyectados por él y por otros ingenieros. En 1883, diseña la Santa Capilla, obra neogótica, con la estructura del techo ejecutada en madera. Entre 1883 y 1884, proyecta la nueva fachada de la iglesia de Las Mercedes. Entre 1884 y 1885 la capilla de El Calvario, así como la de Nuestra Señora de Lourdes, reconstruida luego en forma distinta. Durante varios años, estuvo a cargo del proyecto y de los trabajos del mercado de San Jacinto, construido en el lugar del antiguo convento del mismo nombre (hoy plaza El Venezolano). Hacia finales del siglo trabaja con él, como asistente, el arquitecto Alejandro Chataing. En 1895 construyen ambos, en las pendientes de El Calvario, el Arco de la Federación. Fuera de Caracas, proyecta la modificación del Colegio Federal en Maracaibo (antiguo convento franciscano) y de la iglesia de Ortiz, en el estado Guárico, la cual solo se construye parcialmente. Su obra, juzgada en conjunto, presenta las características de un marcado eclecticismo, al utilizar con gran habilidad el repertorio clásico, neobarroco, neogótico; y en general, las formas relacionadas con la arquitectura francesa. En 1883 es nombrado director de Edificios y Ornato de Poblaciones; luego, en 2 oportunidades (1886 y 1894), ministro de Obras Públicas. De 1887 hasta 1891, trabaja como profesor de arquitectura en la Academia Nacional de Bellas Artes. Es autor de 2 obras teóricas, escritas entre 1894 y 1896: un ensayo sobre la construcción de teatros y una carta, dirigida a Alejandro Chataing, acerca del tema de la arquitectura.

Autor: Leszek Zawisza Bibliografía directa: Becerra, Elizabeth. Algunas notas sobre el arquitecto Juan Hurtado Manrique. Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1983. Iconografía: Fotografía, colección, Graziano Gasparini, Caracas. Fotografía, Primer libro venezolano de literatura, ciencias y bellas artes, Caracas, El Cojo, 1895. Fotografía. El Cojo ilustrado, Caracas, núm. 36, junio 15, 1893. Fotografía, Revista Técnica del Ministerio de Obras Públicas, Caracas, núm. 45, septiembre, 1914. Fotografía, Maldonado Bourgoin, Carlos, La Casa Amarilla: Enclave histórico de Venezuela, Caracas, Ediciones de la Presidencia de la República-Ediciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, 1994.