Jaime Lusinchi

De La Venciclopedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Según el currículo oficial, Jaime Lusinchi nació en Clarines, estado Anzoátegui, el 27 de mayo de 1924. Sin embargo, sus partidas de nacimiento y de bautismo, cuyas copias tiene en su archivo este historiador (Vinicio Romero), dicen que nació y fue bautizado en Maiquetía, Distrito Federal.

Primeros Años

Hijo de María Angélica Lusinchi, de descendencia ítalo-corsa. Recibió clases de Historia y Filosofía por parte de Antonio Léidenz, quien lo incorpora en la lucha política, trabajando conjuntamente con el Partido Democrático Nacional (PDN), antecesor de lo que sería desde 1941 Acción Democrática.

Activismo Político

En el ámbito político, Jaime Lusinchi, es electo diputado al congreso nacional en 1948 por Acción Democrática, viéndose interrumpido en sus obligaciones, a raíz del golpe de estado que derroca a Rómulo Gallegos el 24 de noviembre de ese mismo año. En 1950, forma parte de los organizadores de la huelga nacional de los trabajadores del petróleo. Tras la consumación del fraude electoral de 1952, y la auto proclamación de Marcos Pérez Jiménez como presidente de Venezuela, fue detenido por la Seguridad Nacional durante 31 días, recibiendo torturas. De allí será trasladado a la Cárcel Modelo, exiliándose al poco tiempo.

Resumen del Gobierno de Jaime Lusinchi (1984-1989)

El Dr. Jaime Lusinchi es elegido con una obstensible mayoría y un dominio pleno en las Cámaras de Diputados de Senadores, y los Consejos Municipales. Su gobierno asumió el pago de la deuda externa pública y privada, como uno de sus ejes de política económica; este hecho le granjeó una tenaz oposición de la mayoría de los partidos, e incluso en el seno de su propio partido, AD. El bolívar fue devaluado oficialmente a 7,50 por dólar, es decir, el dólar preferencial; hay otro tipo de devaluación a Bs. 14,50 y el dólar que circula en el mercado libre, cuyo valor estaba en los alrededores de Bs. 30 por dólar. La inflación, el desempleo, el problema del narcotráfico, la corrupción administrativa y el problema del pago de la deuda externa incidieron notablemente en los precios de los artículos de consumo, los que se encarecían cada día más sin que se vislumbraran salidas al problema.