Daniel Florencio O'Leary

De La Venciclopedia

Cork (Irlanda) 1801 — Bogotá 24.2.1854

Oficial (general de brigada) al servicio de los ejércitos de Venezuela y Colombia durante la Guerra de Independencia, escritor y diplomático. Hijo de Jeremías O'Leary y de Catalina Burke, descendientes ambos de familias ilustres de Irlanda. Su infancia transcurre en una atmósfera de inconformidad nacional, fruto de la pugna constante entre irlandeses e ingleses por el afán de independencia de los primeros y la aspiración de los segundos de conservar a Irlanda como parte del reino británico. Al antagonismo político se suma el religioso, pues Inglaterra, país protestante desde los tiempos de Enrique VIII, no tolera que su vecina haya conservado la fe católica. Durante su infancia debió ejercer alguna influencia sobre él Daniel O'Connell, abogado y tribuno, adalid de la independencia de su país y apasionado de la causa de la independencia americana. En noviembre de 1817, O'Leary se embarca en Portsmouth a bordo de la corbeta Prince que traía 67 voluntarios británicos que constituían el cuerpo de los Húsares Rojos de Venezuela. Viene como alférez bajo el mando del coronel Henry C. Wilson. En la isla de Granada embarcó en el bergantín venezolano Conquistador con 41 de los 67 voluntarios que le acompañaban. A fines de marzo de 1818 desembarcó en Angostura. En mayo de 1818, Wilson y sus voluntarios se embarcan en unas flecheras, navegan por el Orinoco hasta su confluencia con el Apure y llegan el 22 de mayo a San Fernando donde se hallan los generales José Antonio Páez y Simón Bolívar. De San Fernando, Wilson y sus hombres marcharon luego a Achaguas, donde O'Leary obtuvo su ascenso a teniente; pero descontento ante las maniobras de Wilson (quien quiso inducir a Páez a desconocer la autoridad del Libertador) pidió licencia para ir a Angostura e incorporarse a las filas del ejército que el jefe supremo mandaba en persona. Allí el Libertador lo nombró miembro de su Guardia de Honor acantonada entonces en las misiones del Caroní al mando del general José Antonio Anzoátegui, quien lo asignó al escuadrón de Dragones de la Guardia, cuerpo de caballería bajo las órdenes del teniente coronel Antonio Ascanio, y es ascendido a primer ayudante. La primera acción de guerra donde O'Leary estuvo presente fue la batalla del Trapiche de la Gamarra, el 27 de marzo de 1819, donde fue ascendido a capitán efectivo. O'Leary participa en el Paso de los Andes, una de las acciones más arriesgadas de la historia de América y la describe como testigo presencial. Recibió en la acción de Pantano de Vargas (25.7.1819) su primera herida de guerra que fue citada por Bolívar en el parte oficial de la batalla. Esta herida no le impide participar en la batalla de Boyacá (7.8.1819) la cual cierra la campaña de liberación de Nueva Granada. En Cúcuta permanece O'Leary varios meses en 1820, como edecán del Libertador, quien se halla en la preparación de la campaña que libertará definitivamente a Venezuela. Allí conoce al general Antonio José de Sucre con quien establece una estrecha amistad. En 1820, durante las negociaciones de armisticio entre Bolívar y Pablo Morillo, O'Leary figura en la comisión como secretario de Sucre. Fue también O'Leary el emisario especial de Bolívar que lo precedió ante Morillo en la entrevista de Santa Ana el 27 de noviembre de 1820. Firmados los tratados de Armisticio (25 noviembre) y de Regularización de la Guerra (26 noviembre), los 2 jefes contendientes se entrevistaron en Santa Ana (Edo. Trujillo) donde ratificaron personalmente lo que habían expresado en los 2 documentos antes mencionados. El 24 de junio de 1821 estuvo O'Leary en la batalla de Carabobo. A fines de enero de 1822 se entera Bolívar de la sublevación de Panamá y de que 1.000 soldados habían salido de Cartagena y Santa Marta hacia el istmo. Juzgando que este contingente sería mucho más útil a Sucre en Guayaquil, Bolívar envía a O'Leary a Panamá para que se encargue del traslado de las tropas hacia Guayaquil. Luego, al lado de Sucre, participa en la campaña libertadora del Ecuador en 1822, y combate en la acción de Pichincha. En septiembre de 1823 acompaña a Bolívar al Perú, y en octubre se embarca en El Callao para desempeñar una misión diplomático-militar en Chile, lo cual le impide estar presente en Junín y Ayacucho. A partir de 1825, concluidas las campañas de la Independencia, O'Leary, quien había sido ascendido a coronel será uno de los más activos colaboradores de Bolívar en la ejecución de sus grandes proyectos de integración continental, de reforma social y de estabilidad política. En 1826 es enviado a cumplir una delicada misión política en Bogotá y Caracas para evitar que se ahonde más el abismo que separa al vicepresidente Francisco de Paula Santander del general Páez. Se entrevista con este en Achaguas, y regresa a Bogotá. El 21 de febrero de 1828 se casa en Bogotá con Soledad Soublette, hermana del general Carlos Soublette. El 27 de febrero de 1829 combate al lado de Sucre en la batalla de Portete de Tarqui, en el sur del Ecuador. El 18 de octubre de ese mismo año estuvo al mando de la división que llevó a cabo la reducción de la disidencia del general José María Córdova. Esta acción de O'Leary es la culminación de la operación ordenada por el presidente de Colombia. A comienzos de 1830 manda las fuerzas leales al Libertador que guarnecen la región de Cúcuta, y luego acompaña a su jefe como edecán durante los últimos meses de su vida. No estaba a su lado cuando aquel murió en diciembre de 1830, pero llegó a tiempo a Santa Marta para asistir a su entierro. Al cambiar en 1831 la situación política, se residencia en Jamaica y allí se entrega a la tarea de recopilar y ordenar parte del archivo del Libertador; es lo que hoy se conoce como las Memorias del general O'Leary. Dentro de esta colección están incluidos 3 volúmenes con el título Narración escritos por O'Leary. Permanecerá en Jamaica 3 años al cabo de los cuales en 1833, regresa a Caracas. Le toca ahora actuar como diplomático al servicio de Venezuela. Al morir Fernando VII en 1833 se abren negociaciones con España; O'Leary es designado secretario de la misión diplomática del general Mariano Montilla ante las cortes de Londres, París y Madrid. Llegan a Londres el 5 de mayo de 1834 y las negociaciones terminan allí favorablemente al cabo de 6 meses; Venezuela es reconocida como República independiente, confirmándose además el tratado de comercio que se estableció en 1825 entre Inglaterra y Colombia (la Gran Colombia). O'Leary sale a continuación hacia España con Soublette quien ha sustituido a Montilla. Allí resulta inaceptable para los emisarios, la pretensión española de que Venezuela indemnice a los súbditos de ambos países por los daños y perjuicios padecidos durante la guerra. A principios de 1837, sin haber llegado a un acuerdo, regresan a Londres. De allí O'Leary se dirige a Italia, y aprovechando su estada allí, Soublette, quien había regresado a Venezuela a encargarse de la Presidencia de la República, le encomienda gestionar la celebración de un concordato entre el Vaticano y el Estado venezolano. No se llega a un acuerdo, aunque O'Leary permanece más de 2 años en Roma; concluyen así sus labores diplomáticas al servicio de Venezuela. Regresa a Caracas en 1840 después de 6 años de ausencia y a principios de 1841 entra al servicio de Gran Bretaña en funciones interinas de encargado de negocios en Caracas y de cónsul en Puerto Cabello. A fines de 1843 recibe de Inglaterra el nombramiento de encargado de negocios y cónsul general en Bogotá, funciones que ejercerá desde 1844 hasta su muerte. En 1851 viaja a Europa por motivos de salud. En diciembre de 1853 está de nuevo en Bogotá, al frente de su misión diplomática. Allí perece víctima de un ataque de apoplejía fulminante. Después de la desaparición de Bolívar en 1830, O'Leary había conservado una buena parte del archivo de aquel, que se incrementó sustancialmente en los años siguientes con documentos recopilados por el propio O'Leary o que este solicitó de sus antiguos compañeros de armas. La colección así formada pasó a manos de sus hijos, quienes la cedieron al Estado de Venezuela durante él gobierno de Antonio Guzmán Blanco. Este fue el núcleo inicial del Archivo del Libertador, que actualmente se conserva en Caracas. Los restos de O'Leary fueron trasladados a Caracas y sepultados en el Panteón Nacional el 10 de abril de 1882.

Autor: Ana Cristina Pérez Moreno Bibliografía directa: O'leary, Daniel Florencio. Actividades diplomáticas del general Daniel Florencio O'Leary en Europa, años de 1834 a 1839: cartas al general Carlos Soublette, vicepresidente de la República. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 1939;--. General O'Leary, íntimo, edición de Diego Carbonell. Caracas: Editorial Élite, 1937;--. El general Santander. Caracas: Imprenta de Damirón y Dupouy, 1833;--. Memorias del general Daniel Florencio O'Leary. 2a ed. Caracas: Ministerio de la Defensa, 1981. 34 vols.;--. Memorias del general Daniel Florencio O'Leary: narración, prólogo de Nicolás E. Navarro. Caracas: Imprenta Nacional, 1952. 3 vols.;--. Memorias sueltas. Caracas: Sociedad Bolivariana de Venezuela, 1988;--. The «Detached Recollections» of General D.F. O'Leary, editadas por R.A. Humphreys. Londres: Athlone Press, Institute of Latín American Studies, 1969;--. Últimos años de la vida pública de Bolívar. Madrid: Editorial América, 1916. Bibliografía indirecta: Altuve Carrillo, Leonardo. Significación histórica de las memorias del general O'Leary. Caracas: s.n., 1988; Castellanos, Rafael Ramón. Las Memorias de O'Leary: un coloso de Irlanda permanece en la historia de América. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República, 1979; Peña, Israel. Biografía de Daniel Florencio O'Leary. Caracas: Ministerio de Educación, Departamento de Publicaciones, 1974; Pérez Vila, Manuel. Vida de Daniel Florencio O'Leary, primer edecán del Libertador. Caracas: Sociedad Bolivariana de Venezuela, 1957; Rumazo González, Alfonso. O'Leary edecán del Libertador. Caracas: Edime, 1956. Iconografía: L. Tavernier/Thierry Fréres, dibujo/litografía, 1841. Baralt, Rafael María y Ramón Díaz, Resumen de la historia de Venezuela, 2a ed. Curazao, Imprenta de la Librería A. Bethencourt e Hijos, 1887. Retrato, Martín Tovar y Tovar, óleo/tela, c. 1874, Salón Elíptico, Congreso Nacional, Caracas. Retrato, Constancio Franco, óleo/tela, c. 1880, Museo Nacional, Bogotá.