Baruta

De La Venciclopedia

Capital del municipio de su denominación en el estado Miranda. Situada en una hondonada de las montañas al S del valle de Caracas, a orillas de la quebrada Baruta. Forma parte del área metropolitana capitalina. Se halla a 880 m de altitud. La temperatura media es de 21,5 °C con precipitaciones anuales medias de 900 mm. Este nombre aparece mencionado por vez primera como el de uno de los caciques que integraron la coalición que, al mando de Guacaipuro, intentó atacar en 1568 la recién fundada ciudad de Santiago de León de Caracas. Para el 12 de mayo de ese año, este cacique y sus indios le fueron encomendados al capitán Alonso Andrea de Ledesma, uno de los fundadores; encomienda que le fue confirmada en 1582 y 1593. Ledesma tenía en el sitio, al parecer, 20 fanegadas de tierra y un molino de tribu. El 21 de mayo de 1594, el gobernador Diego de Osorio volvió a confirmar dicha encomienda, pero asignándoles tierras separadas a los indios. El 17 de enero de 1609, el gobernador Sancho de Alquiza dio posesión al capitán Onofre Carrasquel de otra encomienda, entre cuyos indios se contaba el cacique don Diego, mariche, principal que gobernaba los indios de la cacica Isabel del valle de Baruta. Los litigios por las tierras y los indios de Baruta entre los descendientes de Ledesma y Carrasquel, durarían hasta el siglo XVIII. La fundación del pueblo de doctrina, la llevaron a cabo el 19 de agosto de 1621 el teniente general Pedro José Gutiérrez de Lugo y el vicario de Caracas, presbítero Gabriel de Mendoza, en el sitio de Agua Fría, por mandato del gobernador Francisco de la Hoz Berrío y el obispo fray Gonzalo de Angulo. Para ello juntaron los indios de las encomiendas de Su Majestad en Charallave; de Alonso Rodríguez Santos en Caipuro; de San Vicente Ferrer en Las Lagunillas; del capitán Nofre Carrasquel y Sebastián García del sitio de Baquiracotos; de Bartolomé Rodríguez Espejo, en Corocorumo; las de Damián del Barrio y Hernando Serrada, de la provincia de Cara; la de Diego de Alfaro del Tuy y la de Marcos Castro. Al parecer, este sitio de Agua Fría no corresponde al actual, en primer lugar, porque aquel se encuentra en las cercanías de San Pedro de los Altos, donde se hallan El Portachuelo y la quebrada de Agua Fría, que desemboca en el río Tuy por el E y en segundo lugar, porque el 23 de enero de ese año, los anteriores funcionarios habían fundado el pueblo de Santa Lucía de Pariaguán y el principal de los indios de las encomiendas que formaron el pueblo, era el cacique don Diego de Baruta, quien aparecía en ese acto como adscrito a la encomienda de Diego de Ledesma, hijo de Alonso Andrea. En esos años hubo confusión con respecto a la jurisdicción eclesiástica de este lugar; el 10 de diciembre de 1621, en información de méritos, el presbítero Diego Franco dice que desde hacía 30 años más o menos (c. 1591), «...era doctrinero de los indios de las encomiendas de Varuta de Diego de Ledesma y otros...». Pero en esa misma fecha, otro testimonio del franciscano Diego de Trejo, afirmaba también que era doctrinero del valle de Baruta y otros sitios. Para el 23 de julio de 1632, el comisario del Santo Oficio, vicario de Caracas, presbítero Gabriel de Mendoza, fundador del pueblo, recibió pleito por parte de Luis de Ledesma, hijo de Diego y encomendero de Baruta. Decía este, que Mendoza había congregado a sus indios en el partido y doctrina de San Juan y Santa Lucía y que había pleito entre los regulares de San Francisco y los clérigos seculares por el derecho a administrar la doctrina en dicha encomienda. El 1 de febrero de 1633, Ledesma denunciaba a los franciscanos, quienes pretendían doctrinar sus «...indios del sitio de Varuta», pertenecientes a la doctrina de Santa Lucía y a su doctrinero, Juan de Sotomayor. El 8 de febrero, el vicario sentenciaba a favor de Sotomayor como «...doctrinero de los indios del sitio de Baruta», doctrina de Santa Lucía de Pariaguán por lo tanto, al menos hasta esa fecha, en el sitio de Baruta no había pueblo. Al morir Ledesma en 1643, un auto del gobernador Ruy Fernández de Fuenmayor, dice que los indios de aquel «están poblados», lo que podemos interpretar que ya entonces se había constituido pueblo en Baruta. Para 1647, cuando fue visitado por el obispo fray Mauro de Tovar, la advocación del pueblo era la de Nuestra Señora del Rosario; los indios estaban poblados en la estancia del capitán Diego de Alfaro: «...en el camino del pueblo de Caracas; una legua de este; en el sitio que llaman de Baruta». En 1691 Petare y Baruta formaban un solo curato, atendido por el franciscano fray Buenaventura de los Ángeles. El 17 de mayo de 1720, el obispo Juan José Escalona y Calatayud, a causa de la excesiva distancia entre ambos y los malos caminos que dificultaban el traslado del doctrinero, separó Baruta de Petare, al cual pertenecía como doctrina de indios, dándole categoría de parroquia y nombrando como su primer párroco al padre Pablo Calderón. En Baruta hubo, desde el siglo XVI minas de oro de galería y aluvión, que fueron explotadas esporádicamente por lo menos hasta principios del siglo XIX. Cuando el 16 de octubre de 1772 fue visitada por el obispo Mariano Martí, tenía 563 casas y 1.954 habs. Durante el siglo XVII, se sembraba tabaco, cacao y caña de azúcar. En 1764, Joseph Luis de Cisneros decía que todavía se sacaba oro de aluvión de buena calidad, usado por los plateros para dorar sus trabajos. Creada la Intendencia, en 1776, José de Ábalos intentó reactivar estas minas, que se trabajaron por varios años con poco éxito. Alejandro de Humboldt en 1800, decía que los indios de Baruta todavía extraían oro de ellas. En el siglo XIX producía café y hortalizas. El 8 de diciembre de 1824, Baruta fue atacada por el guerrillero José Dionisio Cisneros. En 1856 fue elevada a la categoría de parroquia civil. En 1891 tenía 600 casas 73.467 habs. Hasta la primera mitad del siglo XX, fue un pueblo agrícola y para temperar; con la expansión de la capital, surgieron en sus alrededores urbanizaciones residenciales e industriales, barriadas populares, comercios y servicios. Su población aumentó considerablemente a partir de 1950. Hoy está integrada al área metropolitana de Caracas. Tiene cuerpo de bomberos; cerca está la sede de la Universidad Simón Bolívar; tiene centros de primera enseñanza, ciclo básico y diversificado, públicos y privados; su casco central fue declarado patrimonio histórico; se celebra la Semana Santa con procesiones y dramatizaciones religiosas. Elevada a la categoría de municipio el 30 de noviembre de 1987. Dependen de Baruta las parroquias Baruta, El Cafetal y Las Minas de Baruta. En 1961 censó 45.565 habs.; 121.060 en 1971; 203.565 en el municipio en 1981 y 182.941 habs. en 1990.

Autor: Alvaro García Castro Bibliografía directa: González, Miguel A. Baruta: crónicas históricas. Baruta: Dirección de Cultura de la Alcaldía de Baruta,1991; González Antias, Antonio. Baruta: tierra de Mariches. [Los Teques]: Gobierno del Estado Miranda, entre 1994 y 1995; Oramas, Luis Ramón. Tricentenario de Baruta, 12 de julio de 1655-12 de julio de 1955. Caracas: Tipografía Londres,1956. Hemerografía: Sociedad de Ciencias Naturales La Salle. «Contribución al conocimiento de la región de Baruta-El Hatillo, i-m». en: Memoria de la Sociedad de Ciencias Naturales «La Salle». Caracas, núm. 28 a 31, enero-abril, 1951 a enero-abril, 1952.