Francisco Linares Alcántara

De La Venciclopedia

Altagracia de Orituco (Edo. Guárico) 18.3.1876 - Caracas 30.4.1958

Militar y político. Hijo del general Francisco Linares Alcántara, quien fue presidente de la República (1877-1878) y de Belén Estévez Yánez; es conocido como «Panchito» para diferenciarlo de su padre.

Realizó sus estudios primarios y secundarios en Caracas, en los colegios Venezuela, Santa María y La Verdad. En 1891, es enviado a Estados Unidos, donde ingresa en la Academia Militar de West Point, graduándose en la promoción del año 1897.

A su regreso a Venezuela, es nombrado jefe del cuerpo auxiliar de artillería de la Guardia de Honor por el presidente Ignacio Andrade (1898). Participa en la batalla de Tocuyito librada contra las tropas de la Revolución Restauradora (14.9.1899), siendo su actuación en esa oportunidad al frente del cuerpo de artillería motivo de controversia al errar los disparos de los cañones.

Unido al régimen de Cipriano Castro, es nombrado jefe del Estado Mayor de la división «Caracas» (abril 1900) y presidente provisional del estado Aragua (octubre 1900). Confirmado en este último cargo (1901-1907), dirige la expedición contra el general Nicolás Rolando (enero 1902) y se distingue en los combates contra la Revolución Libertadora (1901-1903).

Asesora la organización de la nueva Academia Militar (1904). Figura clave del proceso de La Aclamación (1906) y del movimiento de La Conjura (1907) donde se le opone a Juan Vicente Gómez como posible candidato para una eventual sucesión presidencial; es removido del estratégico estado Aragua y transferido a la presidencia del estado Bolívar (diciembre 1907).

A pesar de habérsele enfrentado durante La Conjura, Linares Alcántara acompaña a Juan Vicente Gómez en el golpe de Estado del 19 de diciembre de 1908 y es recompensado con la cartera de Relaciones Interiores que ocupa hasta abril de 1912. Su influencia, junto con la del doctor y general Leopoldo Baptista, es decisiva en los primeros años del nuevo régimen, llegándose a considerar a Gómez como un instrumento en manos de ambos.

Los acontecimientos del año 1913 marcan un nuevo rumbo; involucrado en la conspiración del general Román Delgado Chalbaud, Linares Alcántara logra escapar al arresto, marchándose al exilio (abril 1913).

En París, se une a la Expedición del Falke promovida por Román Delgado Chalbaud (julio-agosto 1929) y participa en la invasión a Cumaná; fracasada la operación, va nuevamente al exilio. Representante más destacado de un «antigomecismo» puramente personal y sin orientación política definida, Linares Alcántara es visto con desconfianza y criticado con dureza por la joven generación de opositores al régimen.

Regresa a Venezuela en 1936 y colabora con el gobierno del presidente Eleazar López Contreras como diplomático y como presidente del estado Aragua, retirándose posteriormente de toda actividad pública.